Archive for Enero, 2009

El ojo te ve

Una noticia en Baquia cuenta que, en Suiza, acaban de cazar a un grupo de plantadores de marihuana gracias a imágenes registradas en Google Earth. En total 16 personas han sido detenidas, algo más de medio millón de euros confiscados y 1,2 toneladas de marihuana incautadas.

Más datos para alimentar la discusión sobre privacidad, Google bueno/Google malo, la democratización de la red y todo eso.

Y este año tienen planeada su llegada la española Glinter y otros competidores para Google Earth.

…revolotean las faldas
bajo un manto de guirnaldas
para que el cielo no vea.

Comments off

Discurso de Gervasio Sánchez

El 95% de los correos reenviados suelen ser una estupidez y, además, mentira. Hoy he recibido uno perteneciente al 5% y, además, interesante de leer. Es el discurso de Gervasio Sánchez, poco publicitado por la prensa, tras ganar el premio Ortega y Gasset de fotografía.

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.

Comments off

qui prodest?

Israel ha perdido mucha, mucha credibilidad: la prensa internacional lo tiene en el punto de mira, y la israelí, que ayer mismo publicó un obituario por los niños palestinos muertos durante el último mes, también. En esta orgía de misilazos han destrozado escuelas y edificios de la ONU. Aproximadamente la mitad de los muertos son civiles. En un intento por dar una lección a Hamás, se les ha ido la mano y de paso se han demostrado a sí mismos que el conflicto no tiene solución militar. ¿Y ahora qué?

Los palestinos, los de a pie quiero decir, han perdido mucha, mucha sangre: centenares de niños y civiles muertos, infraestructuras y hospitales derrumbados. Ayuda humanitaria entrando a cuentagotas. Canales de suministro de agua y alimentos destruídos. Y, para rematarlo, la franja de Gaza vuelve a estar ocupada tres años después de haber sido liberada, y se verá en los próximos días qué decide hacer el gobierno israelí sobre esto.

Al-Fatah ha perdido mucho, mucho apoyo: la policía de la ANP ha impedido manifestaciones en Cisjordania y algunos palestinos los han apedreado. El doctor Abbas, uno de los pocos moderados partidarios de la vía diplomática y el diálogo con Israel, y su OLP, la organización terrorista más rica del mundo, se empequeñecen ahora políticamente ante el integrismo islamista.

Hamás ha ganado prestigio entre los palestinos, ha reforzado su imagen de mártires en lucha contra el opresor judío. El entierro de Said Siam ha sido seguido por varios centenares de palestinos. Las manifestaciones en occidente que antes eran “contra la guerra” ahora ya no son “por la paz” sino “contra Israel” y parece que la izquierda que las apoya se olvida del integrismo religioso que los gobierna (¿no éramos iconoclastas?). Irán parece que está enfadada, aunque ladra mucho y dice poco. Puede ser que Hamás consiga armamento capaz de llegar a Tel-Aviv pronto, si el acuerdo Egipto-EE.UU.-Israel no funciona, y en Tel-Aviv viven más de 3 millones de personas.

Comments off

Muere Jan Kaplický

Lo más irónico no radica en que la muerte lo haya venido a buscar a su natal Praga, a pesar de haber escapado de la invasión soviética hace ya 40 años y haber vivido la mayor parte de su vida exiliado, principalmente en el Reino Unido. Ni siquiera lo es que su hija Johanka haya nacido exactamente ese mismo día.

Lo irónico es que Jan Kaplický ha muerto sin ver una sola de sus creaciones levantada en su país, a pesar de que haber ganado hace ya casi 2 años el concurso para la nueva Biblioteca Nacional en el parque Letná, proyecto parado por los expertos Pavel Bém, alcalde de Praga, y Václav Klaus, presidente de la República Checa, a los cuales la radicalidad del edificio se les iba más allá de lo soportable, aún cuando Letná está lejos, lejos de la parte histórica de Praga. Y ahora, claro, todos los periódicos de Chequia le lloran.

Por Europa adelante, sus creaciones; entre ellas el curioso puente flotante de West India quay, en Londres, por donde el autor de este blog ha pasado unas cuantas veces en los últimos tiempos.

Comments off

El momento de escapar de Londres

El Banco de Inglaterra acaba de bajar hace unos minutos los tipos de interés al 1.5%, mínimo histórico. La libra, que se había recuperado tímidamente en los últimos 7 días, volverá a caer en picado. Es un buen momento para escapar, aquellos que trabajen en Inglaterra, y para preparar una excursión a Oxford Street, aquellos que tengan sus ahorros en dólares, euros o casi cualquier otra moneda.

Comments off

Sobre Israel y Palestina

Primero. Los protagonistas.

Me considero lo que en España se suele llamar un progre; apoyo, entre otras ideas adheridas tradicionalmente a las izquierdas: la igualdad de la mujer, el matrimonio homosexual y también la adopción por parte de éstos (o sea, los derechos de los gays a ser padres y de los niños sin padre a tenerlos), el progreso científico y tecnológico por encima de la moral religiosa, la aconfesión del Estado y el respeto por otras razas. Estoy en contra de la pena de muerte.

Con estas ideas, no puedo en conciencia apoyar a la organización palestina Hamás, ni por extensión a la facción extremista que no dudó en liarse a balazos en las calles de Palestina, ni a los que quieren acabar con Abbas y con todos los partidarios de la paz mediante la negociación con Israel, que no dudan en dar fusiles AK47 a quinceañeros y reeducar a los más jóvenes en el odio antisemita y que en esta reeducación no dudan en revisar la historia si hace falta. Los derechos de las mujeres, por ahora, los han mantenido. Pero la pena de muerte también: 7 sentencias durante 2008, 71 sentencias y 13 ejecuciones desde 1995.

En el otro lado de la balanza, Israel alfabetiza a sus mujeres más que cualquier otro país de la zona (88%), reconoce los matrimonios gay desde hace 3 años, acoge inmigrantes del África subsahariana, ha tenido un primer ministro mujer (Golda Meir) mucho antes de lo que jamás lo tendrá España, su porcentaje de árabes (19%) es mayor que el porcentaje de judíos en cualquier país vecino, además de tener como ministro a Raled Majadele. Antes de abalanzarse a gritar contra Israel, me gustaría, por ejemplo, que la gente reflexionase sobre cuál es el país democrático en esa zona, y cuáles no lo son; cuál respeta los derechos humanos para con su propia población (que no durante un conflicto armado, donde no se respeta nada por lo general) y cuáles no. 

Segundo. La historia.

Por respeto a nuestra propia inteligencia, me parece que un conflicto de estas características se debe juzgar en su totalidad histórica. Sospecho que un porcentaje muy elevado de las personas que el otro día se manifestaron a favor de Palestina no se sabe la historia completa. Empezando por el conflicto árabe-israelí que es la raíz del asunto. A los afortunados que tenemos conexión a internet no lleva apenas un par de horas leernos en la Wikipedia los capítulos más importantes para poder reflexionar sobre el problema mejor documentados:

Afín con esto va la utilización indiscriminada de términos sensacionalistas. Me gustaría que el paletismo pueblerino de los estereotipos se moderase un poco, así como el de las generalizaciones en base a hechos criticables pero aíslados para toda una población, los israelíes, y para toda una confesión, los judíos. Primero: los israelíes no son unos “nazis”, y menos aún los judíos, que fueron los que más los sufrieron. En este asunto ha habido algunos que han colaborado efectivamente con Hitler durante la segunda guerra mundial, pero están en la otra parte del conflicto. En Palestina ha muerto mucha gente desde el 87, pero ni ha sido una “masacre” (esto lo está siendo), ni un “genocidio” (esto sí lo fue), ni desde luego un “holocausto“, como ya he leído por ahí, sino un conflicto armado, o una guerra, como se prefiera.

Tercero. Que alguien detenga a Israel.

La ONU dice que dos tercios de los muertos durante estos días son militantes de Hamás. No importa. No pueden morir centenares de niños en Gaza, aunque sea una de las porciones de tierra más densamente pobladas del planeta. Es simplemente inaceptable por parte de Israel. Se puede comprender el orígen del conflicto, el gasto humano y económico que ha asumido simplemente en defenderse de quienes no aceptan su infiel presencia en la zona. La muerte de 600 personas en 3 semanas no se puede comprender. 

Hay un plan y parece que es malo pero todo el mundo lo acepta. El plan no nombra a Hamás ni tiene una solución para el desarme de ésta. Ni siquiera un plan de intervención internacional para evitar el rearme palestino. Puede que Israel, presionado internacionalmente, lo firme (personalmente, lo dudo). Los misiles palestinos explotan ya a 30 kilómetros de Gaza, en pleno Negev donde no vive nadie. En un futuro próximo podrán alcanza Tel Aviv, a 71km de la franja, o alguna de las ciudades más cercanas y densamente pobladas del centro de Israel, y entonces, a pesar de los escudos y si Hamás sigue lanzando cohetes a diario como lleva haciendo desde el 19 de diciembre, el número de muertos israelíes no será 5, sino quizá también 500.

No nos dejemos llevar por el rebaño y empecemos a llamar a las cosas por su nombre.

Comments off

Sutil ironía

Portada de nuevo año en The Pirate Bay:

piratebay

Comments off